¡BIENVENIDOS!

Este es un blog dedicado a la PROPAGANDA CATÓLICA auténtica y de siempre. La única condición que reune este blog es compartir todo el material que publicamos; todo eso en órden de dar mayor Gloria a Dios Trino y uno, su Santísima Madre María, sus Santos y toda la Santa Iglesia Católica. Contáctanos si deseas a: propaganda.catolica2@gmail.com
RECUERDA AJUSTAR EL ZOOM DE TU NAVEGADOR PARA MEJOR VISIBILIDAD DEL CONTENIDO

sábado, 18 de enero de 2014

¿QUIERES VIVIR MEJOR ESTE NUEVO AÑO?

¿Quieres vivir mejor este nuevo año?


Sigue estos consejos:

1)  Nuestro Señor dijo: “Sin Mí nada pueden”.-No dejemos jamás de rezar –mañana, y noche, no dejar el Santo Rosario nunca.

2) El cuerpo necesita alimento sano. El alma también necesita alimento: Leer cada día una página del Santo Evangelio o leer partes o anécdotas sobre la vida de los Santos que pusieron en práctica el Evangelio resulta ser un gran alimento para el alma.

3) Un carro no avanza sin gasolina; el alma también necesita tener la fuerza y asistencia del Espíritu Santo. La Confesión y Comunión nos comunican la Gracia Santificante y la fuerza del Espíritu Santo que nos hace hijos de Dios y herederos de la vida eterna.

4) Chismear y hablar mal del prójimo contentan al demonio y disgustan a Dios. Hagamos lo contrario: callarse o hablar bien del prójimo.

5) Los romanos decían: En una mente sana está un cuerpo sano.
-Nunca ponerse bajo el nivel de los animales con borracheras. El ebrio peca mortalmente; está excluido de la vida eterna. (I Corintios 6,10). Además la borrachera produce la pobreza, la ruina de la familia, la inestabilidad, destruye la salud y conduce a otros vicios y pecados que causan nuestra desdicha.

6) El soñador es rico es su imaginación, pero no tiene con qué pagar su renta o comprarse un kilo de tortillas. Hace falta ser realista: es mejor tener poco realmente, que soñar millones que no existen. Todo trabajo honesto merece alabanza y recompensa. Dios bendice al que hace esfuerzos para lograr algo.

7) Gastar un dinero ajeno es hacerse esclavo de los usureros. Tomar dinero prestado con intereses es un peligro mortal para los que no saben administrar y controlarse.

8) Pagar sus deudas poco a poco pero regularmente es justicia y sabiduría. No pagar sus deudas por negligencia, además de ser injusto es también una necedad porque esta actitud cierra las manos de las almas generosas y produce una mala fama bien merecida.

9) Tener tarjetas de crédito es ponerse en gran peligro; es como una borrachera que al inicio parece agradable pero después la persona termina vomitando y enfermo.
-Las tarjetas son un peligro en mano de los soñadores y gente sin fuerza o floja.

10) Contentarse con poco y no tomar prestado para gastos inútiles es señal de humildad, sabiduría y prudencia. Hacer gastos, fiestas, compras con dinero de usureros es ponerse en mil problemas que causan muchos sufrimientos, angustias y fracasos.

11) Es deber de los papás de enseñar a sus hijos a ser ecónomos, sabios ahorradores, cuidando su ropa, zapatos y material escolar. Soltar fácilmente el dinero cuando no es necesario es acostumbrar a los hijos a no ser buenos administradores de sus bienes.

12) Comprar a crédito es pagar 2 veces más, es una mala costumbre, es vivir arriba de sus posibilidades; es rechazar la varonil pobreza cristiana.

13) La mujer fuerte acarrea el bienestar a su esposo y no las miserias; día y noche trabaja, vela sobre la conducta de su familia, y no come ociosa el pan; se ciñe de fortaleza y arma de fuerza sus brazos (Proverbios 31).

14) La sabiduría popular dice: A Dios rogando y con el mazo dando. Para llegar a algo hace falta rezar y trabajar.. Dios ayuda al que madruga y no al flojo inútil que sepulta los dones de Dios.

15) El que no trabaja bien, no cumple con su deber, hace las cosas a medias no cumple con su deber de estado, no sirve a Dios. Al contrario el que trabaja varonilmente, cumple sus deberes, cuida de sus cosas no gasta nada inútilmente, se contenta con lo que tiene haciendo esfuerzos para mejorar. A tal hombre Dios lo bendice y lo ayuda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario