¡BIENVENIDOS!

Este es un blog dedicado a la PROPAGANDA CATÓLICA auténtica y de siempre. La única condición que reune este blog es compartir todo el material que publicamos; todo eso en órden de dar mayor Gloria a Dios Trino y uno, su Santísima Madre María, sus Santos y toda la Santa Iglesia Católica. Contáctanos si deseas a: propaganda.catolica2@gmail.com
RECUERDA AJUSTAR EL ZOOM DE TU NAVEGADOR PARA MEJOR VISIBILIDAD DEL CONTENIDO

lunes, 24 de febrero de 2014

LA VOZ DEL PAPA: LA SEMILLA ES LA PALABRA DE DIOS. I. La predicación, arma poderosa para regenerar al mundo.

I. LA PREDICACIÓN, ARMA PODEROSA PARA REGENERAR AL MUNDO

S.S. BENEDICTO XV
* * *

a)     JESUCRISTO NO ESCOGIÓ OTRO MEDIO QUE LA PREDICACIÓN DE SUS APÓSTOLES PARA LLEVAR LOS HOMBRES AL CIELO
“Jesucristo, habiendo consumado la redención del género humano con su muerte en el ara de la cruz y queriendo llevar a los hombres a la posesión de la vida eterna, si eran obedientes a sus preceptos, no escogió otro medio que la voz de sus predicadores, los cuales anunciasen a todas las gentes lo que habían de creer y practicar: Plugo a Dios por la locura de la predicación hacer salvos a los creyentes (1 Cor. 1,21). Por eso eligió a los apóstoles y, habiéndoles infundido por virtud del Espíritu Santo los dones adecuados a tan alto ministerio, Id –les dijo– por todo el mundo y predicad el Evangelio (Mc. 16,15). Y esta predicación en verdad ha renovado la faz de la tierra” (Benedicto XV, Humani generis I, 15 de junio de 1917).

b)    POR ESO LA PREDICACIÓN ES EL PRINCIPAL DEBER DE LOS OBISPOS
La predicación, según enseña el concilio de Trento, es el principal ministerio de los obispos (ses. 24, de R., c.4). Y ciertamente los apóstoles, a quienes han sucedido los obispos, juzgaron que éste era sobre todo de su incumbencia. Así se expresa San Pablo: Porque no me ha enviado Cristo a bautizar, sino a evangelizar (1 Cor. 1,17); y sabido es cuál era la sentencia de los demás apóstoles (Act. 6,2): No es justo que nosotros dejemos de predicar la palabra de Dios y nos pongamos a servir a las mesas” (ibid., 4).

c)     HOY HAY EN EL MUNDO MÁS PREDICADORES QUE NUNCA
“Porque, si atentamente observamos cuántos son los que se emplean en predicar la palabra de Dios, vemos tanto número como no le ha habido quizá jamás” (ibid., 2).

d)    Y, SIN EMBARGO, CRECE POR DÍAS EL DESPRECIO Y EL OLVIDO DE LO SOBRENATURAL
Y, si consideramos qué lugar ocupan en público y en privado las costumbres e instituciones de los pueblos, vemos que de día en día crece en el vulgo el desprecio y olvido de lo sobrenatural; que poco a poco se van alejando las muchedumbres de la severa virtud cristiana, y que diariamente es mayor el retroceso que se hace hacia la vida vergonzosa de los paganos” (ibid., 2).

e)     LO CUAL INDICA QUE, SI LA PALABRA DE DIOS NO TIENE TODA SU EFICACIA, ES PORQUE NO SE USA COMO CONVIENE

“¿Por ventura ha dejado de ser la palabra de Dios, tal como la llamaba el Apóstol, viva y eficaz y más tajante que una espada de dos filos? (Hebr. 4,12). ¿Por ventura el uso continuado de esta espada ha embotado su corte? Ciertamente que, si esta espada no ejerce en todos los sitios su eficacia, debe atribuirse a culpa de los ministros, que no la manejan como conviene. Pues no se puede decir que los tiempos de los apóstoles fueran mejores que los nuestros, como si entonces hubiera habido más docilidad para oír el Evangelio o menos contumacia contra la ley de Dios” (ibid., 3).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario